• Facebook
  • Pinterest
  • Instagram

Sassy-sophia-01

Si me dieran un penique cada vez que alguien me pregunta “¿Por qué decidiste irte a vivir a Inglaterra?” estaría pensando en deshacerme de mi Mini y comprarme el nuevo Tesla. Algo que he aprendido en estos últimos años es que a menudo la gente cree conocer la respuesta a esa pregunta. Y sin embargo se equivocan.

No me marché de España a causa de la tasa de desempleo. Con total sinceridad y sin ánimo de sonar arrogante, nunca tuve muchos problemas para encontrar trabajo en España. Sin embargo, ya entrada en la veintena, me di cuenta de que había ciertas experiencias que quería vivir y también, de que había cosas de España que no me gustaban. En absoluto.

Hoy, después de tres años y medio viviendo expatriada, quiero compartir con vosotros, lo que para mí es sin duda lo mejor y lo peor de vivir en Inglaterra.

LO MEJOR

1 | Te vuelves mucho más flexible y valiente – Supongo que suena muy a tópico, pero vivir en una cultura diferente te cambia y mucho. Para mejor. Y acabas volviéndote un experto en montar muebles de IKEA.

2 | La conciliación – Sin duda, lo que peor llevaba de España. Nunca he comprendido ni compartido la cultura de calentar silla para mostrar “compromiso” con la empresa. Me parece que sólo desemboca en muy poca eficiencia en el trabajo y una vida personal muy vacía. Es un tema que me enerva, por el que nunca dejaré de luchar y sobre el que algún día escribiré un post completo. Pero en serio, la cultura del presencialismo tiene que desaparecer. Es tóxica.

3 | Te conoces a ti mismo Vivir fuera de mi zona de comfort me ha ayudado a descubrir cosas sobre mí misma que antes no sabía. Nunca pensé que pudiera llegar a gustarme el yoga o llevar un lifestyle blog. Y siempre pensé que era urbanita hasta la médula. Desde pequeña siempre soñé con un ático en la Gran Vía desde el que poder ver los tejados y las luces de la ciudad y sin embargo ahora mismo vivo en medio del campo, rodeada de granjas y soy súper feliz.

4 | Las escapadas de fin de semana molan muchísimo más – A pesar de llevar varios años aquí, me siento como una turista cada vez que salgo de la comarca de Oxfordshire. Hay muchísimos sitios con encanto como Brighton, Peak District, Bath…

5 | Conoces a gente increíble que nunca habrías conocido en casa – Mi experiencia es que una vez que te adentras en la veintena y empiezas a trabajar, poco a poco vas conociendo cada vez a menos gente. Es como si tu círculo dejara de crecer, o lo hiciera cada vez más despacio. Eso cambió de la noche a la mañana para mí a raíz de venir a UK. En estos años he conocido a gente muy guay que nunca habría conocido si me hubiera quedado en Madrid.

 

Sassy-Sophia-1-2

LO PEOR

1| La soledad – Probablemente estéis pensando “¿Pero no decías que habías conocido a muchísima gente guay en UK?” y la respuesta es que sí, sin duda. Pero lo cierto es que llegar a entablar una amistad lleva tiempo, y más con los británicos, que normalmente no son tan espontáneos y sociables como nosotros. Desde que me mudé a Reino Unido he tenido que enfrentarme a situaciones como el divorcio de mis padres, la pérdida completa de contacto con mi padre, una ruptura y su consecuente mudanza y dos operaciones con anestesia general. Y hubo ocasiones en las que me sentí muy sola. Sin embargo, tengo la suerte de tener a una super-woman por madre, y a un tío muy guay por hermano que nunca han dudado en cogerse un billete de avión y escaparse a echarme una mano cuando más les necesitaba. Os quiero!

2| Tener que enfrentarme a los clichés sobre España y los Españoles – Lo siento, pero esto es algo que me repatea. No, no todos los españoles dormimos la siesta y vivimos a base de cobrar el paro. Soy consciente de que mucha gente hace la típica bromita para picarme, pero llega un punto en el que se vuelve repetitivo y cansino. España NO es una extrapolación de Benidorm. España es un país increíble. Y hay algunos que deberían informarse.

3|Sí, el clima es una chusta – El primer año no lo notaba tanto, pero ahora cada vez más.Y algo de lo que me he dado cuenta es de que hay una relación directamente proporcional entre la temperatura media de un país y lo cálida que es la gente. Echo de menos el sol. Cada día. Y echo de menos ponerme ropa de verano.

4| Los comercios cierran a las 17:00 – Sé que en Londres no es tan drástico, pero aquí en Midlands las tiendas cierran antes de que la gente de a pie salgamos del trabajo. Lo único que queda abierto es algún supermercado suelto. Yo de verdad que no lo entiendo.

5| El choque cultural siempre está ahí – Soy Española y estoy orgullosa de hablar alto, con entusiasmo y ser cariñosa. Obviamente sé que en Reino Unido la gente es bastante más fría y siempre intento adaptarme según el contexto. Pero aún así hay gente que critica rasgos inherentes de mi cultura, sin hacer un esfuerzo por entender de dónde venimos.

Y finalmente:

6| La vida en España sigue… Sin ti – Tus amigos cambian, los peques de la familia crecen y tú no estás allí para verlo. La semana pasada lo comentaba con un compañero gallego del Máster que también sigue por UK, cuando nos marchamos nos da la impresión de que el tiempo se va a detener en España. Y cuánto más tiempo pasas fuera mayor es la sensación de desconexión cuando vuelves. La gente a la que conoces en España tienen vidas y ya no formas parte de ellas de la misma manera.

Y sin embargo, a partir de todos los puntos en contra, volvería a hacerlo todo otra vez. Porque mudarme a UK ha sido probablemente la decisión más alocada y también más acertada de mi vida. Fue un paso de gigante en la dirección correcta para dejar una vida que no estaba mal, y empezar a construir algo increíble con el chico de mis sueños. Es muy irónico todo: nos criamos a cuatro calles de distancia, fuimos a la misma Universidad y sin embargo no decidimos iniciar una aventura juntos hasta estar viviendo en países totalmente diferentes.

Ambos sabemos que un día volveremos a casa. Pero todavía no. Nos quedan muchas aventuras por vivir aquí.

 

Sophia

Sassy-Sophia-2

Sassy-Sophia-1

Sassy-Sophia-1-3

Llevo un anorark de Fatface, Bufanda de Topshop, Sudadera from Jack Wills, Jeggings de Bershka, Collar de M&S, Gafas de Rayban, Botas de Okeysi y Bolso de Blanco.

¿Te gusta lo que llevo? Puedes encontrar cosas parecidas aquí debajo:

Related Posts