• Facebook
  • Pinterest
  • Instagram

Siempre hacia adelante

Es necesario olvidar algunas cosas para poder seguir adelante en la vida
– Eduard Punset.

La vida no siempre es como esperamos. A veces nos sorprende e ilusiona, a veces nos defrauda.

En ocasiones damos por hecho que algo va a suceder de una manera concreta o que alguien va a estar siempre a nuestro lado, compartiendo nuestros triunfos y animándonos ante el fracaso.

El martes pasado estuvimos viendo Miracle de Derren Brown en Milton Keynes. Hace tiempo que sigo muy de cerca a este maestro del mentalismo y el ilusionismo y verle en directo fue, una vez más, una experiencia increíble.

Sus shows siempre están envueltos en un aura de misticismo muy intensa, y cuando abandonas la sala tienes la impresión de haber estado en una sesión de meditación o en un workshop de Life Coaching en vez de un espectáculo de magia.

Sin entrar a desvelar nada (porque va en contra de la filosofía de Derren), sí que me gustaría compartir con vosotros una reflexión que hizo a mitad del show y que me llamó mucho la atención: toda la vida nos han dicho que nos pongamos metas en la vida, que sin objetivos no vamos a ningún lado. Y sin embargo esas metas son un arma de doble filo. Porque ponemos el énfasis en alcanzarlas y no disfrutamos del camino recorrido hasta ellas, por ese constante desasosiego de llegar al final. Pero, ¿qué sucede cuándo encima no alcanzamos nuestros objetivos? Nos frustramos, perdemos la confianza en nosotros mismos y nos sentimos perdidos y a la deriva.

SassySophia

A mis casi 30 años he empezado a conocerme mejor, y he descubierto que uno de mis mayores defectos es que soy demasiado perfeccionista. Soy precisamente la clase de persona que constantemente se pone objetivos (algunos poco realistas!), y cuando no logro alcanzarlos, me bloqueo.

De la misma manera, cuando veo que algo se rompe o no termina de funcionar, la ingeniera que hay en mí sale al rescate, se centra por completo en el problema, e intenta buscar soluciones. Pero una vez más, hay cosas que escapan de nuestro alcance, que no podemos reparar, que no dependen de nosotros.

En los últimos tres años he visto como alguien que era muy importante para mí, ha elegido activamente salir de mi vida y demostrarme que no era quien yo pensaba. Mi reacción inicial fue enfadarme, para después alejarme y posteriormente intentar arreglarlo y finalmente darlo por perdido.

Y lo que de verdad he aprendido es que no podemos dar vueltas al pasado, no podemos torturarnos por lo que no hemos podido cambiar. La vida sigue su cauce, y el futuro es más poderoso que el pasado.

Que una persona te haya fallado, que no hayas logrado algo que querías, que la vida no se haya desarrollado como esperabas, no significa que no haya luz y felicidad a lo largo de tu camino. Porque en palabras de Derren Brown, la vida, al igual que una pieza de música, es lo que sucede entre el da capo y el fine, es decir, entre el comienzo y el final.

Y si fallamos una nota, o dos, o cincuenta, da igual. Lo importante es enfocar nuestra mirada siempre hacia adelante. Es bueno aprender de los errores y los aciertos del pasado, pero es aún más importante disfrutar de todas las melodías que aún nos quedan por escuchar.

SassySophia-2

Este post quiero dedicárselo a mi mejor amigo y alma gemela, Íñigo, por recordarme cada día que la vida sigue siempre hacia adelante. 🙂

SassySophia-3

SassySophia-4

SassySophia-5

Llevo jersey de Dorothy Perkins, vaqueros Elektra de Mango, botines de New Look y bolso de River Island (éste es parecido).

El abrigo es de Michael Kors y lo encontré por casualidad en TK Maxx (un outlet muy conocido de UK) rebajado a £70.

Related Posts