• Facebook
  • Pinterest
  • Instagram

Un lapso de tiempo

¿Te ha sucedido alguna vez, que de pronto abres los ojos y te das cuenta de que estás en el lugar perfecto, con la persona adecuada, de que eres plenamente feliz y ni siquiera recuerdas haber trazado un plan maestro para haber llegado a ese instante?

Eso es precisamente lo que sentí el pasado día 28 de Junio. Sin comprender muy bien cómo, me encontré a mí misma en los jardines de un palacio barroco a las afueras de Oxford, con Ludovico Einaudi deslizando los dedos sobre su piano mágico y con la presencia electrizante del amor de mi vida, sosteniendo mi mano entre las suyas.

Recordaba imágenes del pasado lejano y del pasado reciente, pero me era difícil comprender cómo la vida había tejido los lapsos de tiempo entre esas imágenes, confeccionando un tapiz de ensueño y llevándome a aquel instante. A un instante perfecto.



Sin duda alguna, la vida me ha dado muchas lecciones estos últimos meses. He aprendido que las cosas no siempre suceden como uno espera y que ninguna hoja de calculo, lista o diagrama de Gantt es capaz de encapsular todos los matices, ironías y sorpresas que el futuro nos depara. Mi vida no es en absoluto como hace años imaginaba que sería. Sin saber muy bien cómo ni por qué, estoy viviendo una vida infinitamente mejor.



BLACK JEANS: BLANCO | TOP: FOREVER 21 | CARDIGAN: BERSHKA | INDIAN BOOTS: MARY JANE FASHION| BAG: NEW LOOK| HAT: F&F | NECKLACE: NEXT (Similar here)

 

Y para terminar, os dejo con el tema que ha inspirado el título de este post y uno de los que más logró sobrecogerme la tarde del 28 de junio, en Blenheim Palace.